24 Julio 2017

Facebook

Está permitido copiar notas de este sitio, con la condición de citar la fuente.                                   Archivo web anterior

Cultura

La primera etapa del corredor tiene como epicentro a Sáenz Peña y se extiende a Napenay, Avía Terai, Campo Largo, Pampa del Infierno, Los Frentones y Taco Pozo; mientras que las etapas restantes involucrarán a otras comunidades ubicadas hacia el sur y al norte.


Un ambicioso proyecto artístico cultural se pondrá en marcha hoy con la primera emisión del tercer ciclo cultural consecutivo de “Auditorio Uncaus”, que con gran éxito se implementó en la Casa de Altos Estudios. Se trata del Corredor Artístico del Interior que involucra a varias instituciones y municipios, decididos a impulsar la promoción y desarrollo de los artistas de la zona.


La iniciativa tiene como mentor al profesor Ramón Acosta en su carácter de gestor cultural y creador del ciclo televisivo que se emite desde el Aula Magna por el Hipermedios de la Universidad Nacional del Chaco Austral. El primer programa de la temporada 2015 saldrá al aire hoy desde las hs. 21.30 con una interesante propuesta.


“El programa Auditorio Uncaus arrancó con el objetivo de impulsar a los jóvenes valores del interior” expuso el profesor Ramón Acosta al explicar la idea, para sostener que “se trata de un proyecto inclusivo para los artistas del interior que tienen un gran potencial y no tienen espacio en grandes escenarios”.


En ese sentido, remarcó “el total apoyo del Ministerio de Cultura de la Nación a partir de la decisión de la ministra Teresa Parodi de acompañar este tipo de iniciativas”. Acosta informó que el ciclo televisivo se mantendrá todos los jueves hasta fin de año “con desfile de artistas de gran parte del interior provincial y con el apoyo comprometido de jefes comunales del centro y oeste chaqueño”.


Cuando a las hs. 21.30 se presente el primer programa del año, tendrán su espacio el grupo “40 grados” con música autóctona, y además la Banda de Música de Las Breñas que dirige el popular artista Dany Martínez. Entre los bloques musicales, el conductor Carlos Canto matizará la noche con charla debate con intendentes incluidos en la primera etapa del corredor.

 

DESDE SÁENZ PEÑA A LÍMITES PROVINCIALES


El proyecto “Corredor Artístico del Interior” comprende tres etapas, con epicentro en Sáenz Peña pero teniendo como eje y polo impulsor a Campo Largo. Desde el centro de la provincia involucra a las localidades ubicadas hasta el límite con Santa Fe (hasta Coronel Du Graty), con Salta (hasta Taco Pozo), Formosa (toda la zona de El Impenetrable) y zonas limítrofes con la provincia de Santiago del Estero.


Entre los objetivos se mencionan “rescatar el semillero y contrarrestar la cultura colonialista e imperialista, potenciando a la nueva semilla, la niñez y la adolescencia, nuevos artistas para preservar la música nativa y el arte nativo, ya casi en extinción en algunas otras ciudades”, precisó Ramón Acosta.
Amplió al respecto que la promoción artística no se reduce a la música, sino que también comprende a artistas plásticos, escultores y actores “que en muchos casos quedan postergados por las cuestiones geográficas o por falta de recursos para dar a conocer su arte. De alguna manera pretendemos rescatar ese arte genuino y llevarlo a un plano regional y nacional”, indicó.


La primera etapa del corredor tiene como epicentro a Sáenz Peña y se extiende a Napenay, Avía Terai, Campo Largo, Pampa del Infierno, Los Frentones y Taco Pozo; mientras que las etapas restantes involucrarán a otras comunidades ubicadas hacia el sur y al norte.

 

AMPLIO RESPALDO INSTITUCIONAL


Este jueves a partir de las hs. 20.00 en el Salón del Consejo de la Uncaus, previo al inicio del ciclo televisivo, habrá una reunión con referentes de entidades e intendentes de comunas de interior para aunar criterios y firmar el Convenio que impulsa esta iniciativa artística.


Según se informó, asistirán el rector de la Uncaus, Omar Judis, o en su defecto el vicerrector Walter López, el decano director del Departamento de Ciencias Sociales y Humanísticas, Luis Pugacz, los intendentes de Napenay Carlos Balbuena; de Avía Terai René Pallares; de Campo Largo Daniel Capitanich; de Pampa del Infierno Carlos Andión; de Los Frentones Orestes Paoletti; y de Taco Pozo Carlos Ibáñez.


Además, por pedido de la ministra Teresa Parodi se sumaría Eduardo Sívori, presidente de la Fiesta Nacional del Chamamé, quien ofrece llevar delegaciones al Anfiteatro Cocomarola y al Teatro Vera de Corrientes; y es probable la presencia del Subsecretario de Promoción de Derechos Culturales y Participación Popular del Ministerio de Cultura de la Nación, Emiliano Gareca.


Entre las instituciones acompañan el proyecto UPCN con Darío Benítez, Mario Píccoli por Derechos Humanos, Jorge Moreyra por la Fiesta Nacional del Algodón, por Asociación Bancaria Luis Vargas, Ignacio Vilchez por Ministerio de la Producción, Carlos Pereyra por el Ministerio de Educación, y el presidente del Instituto de Cultura Edgardo Gary Pérez.


Periodismo365 - Imágenes Ilustración Web

Fue intervenida por una afección ginecológica en el Hospital Público Materno Infantil. Eulogia Tapia, "la pomeña", que inmortalizaron en una zamba Gustavo Leguizamón y Manuel Castilla, estuvo internada en Salta, fue sometida a una intervención quirúrgica y dada de alta este mediodía.


Eulogia, ícono de las copleras y de las mujeres pastoras de los valles salteños, fue operada en el Hospital Público Materno Infantil por una afección ginecológica. Desde el complejo asistencial informaron que la mujer fue internada allí hace una semana para ser sometida a una intervención ginecológica, la que se realizó a fines de la semana pasada. Hoy, su estado de salud es muy bueno por lo que fue autorizada a abandonar el Hospital, adonde tendrá que volver para control en los próximos días.

 

EULOGIA, LA DE LA ZAMBA


Eulogia Tapia es la pomeña. Y La Pomeña es una famosa zamba que cuenta la historia de una coplera en tiempos de carnaval. El autor de la letra fue Manuel J. Castilla y la música de Gustavo Cuchi Leguizamón. La obra fue registrada el 16 de abril de 1969.


Eulogia vive en la actualidad en un puesto de campo, apenas alejada del pueblo de La Poma, en el norte salteño. Detrás de sus ojos hay un recuerdo y detrás de esa zamba, una historia. A pesar de la popularidad de su nombre las cosas no han cambiado mucho para ella. Cada mañana de verano se la puede encontrar de botas de goma y ordeñando, con la mirada de la timidez perdida en el piso de tierra, a punto de sacar unas hojas de coca de su bolsita verde, o mateando con su marido bajo el alero de su casa de adobe.


FUENTE Y FOTOS: El Tribuno - Periodismo365 - MULTIMEDIA: YouTube

El día en que la guitarra indomable dejó de sonar.


El más grande guitarrista de blues y rock de la Argentina falleció en un accidente con su moto, pero la estela de su música y su personalidad están todavía presentes. En esta producción, recuerdan al Carpo varios artistas que compartieron escenarios y estudios con él.


“No hay hechos, hay interpretaciones”, dijo alguna vez Friedrich Nietzsche. La frase, aplicable a una buena cantidad de situaciones mundanas, es menos bella pero tan eficaz, aprovechable y contundente como otra de las suyas: “La vida sin música sería un error”. Ambas vienen al caso cuando se habla de Pappo. Sí, se concatenan en torno de don Norberto Aníbal Napolitano, de La Paternal. La primera, con el objeto de hacerle un dribling burlón al morbo necrofílico. El del cruce entre las versiones encontradas sobre su muerte, ocurrida hace exactos diez años, en el kilómetro 71 de la Ruta 5. El hecho puro indica que el más grande guitarrista de blues y rock que ha dado este suelo se cayó de su Harley 1200 y lo atropelló un auto.


Las “interpretaciones” –léase especulaciones, más bien–, que él y su hijo Luciano estaban drogados, o no. O mucho más no que sí, según el examen toxicológico que consta en la causa. Que estaban borrachos, o no. O más no que sí, aunque algo de alcohol en sangre había, según las pericias toxicológicas... “Una jarra de vino entre ambos”, en palabras de su hijo. Que estaban corriendo carreras, o no. Que Pappo desaceleró bruscamente su moto, viró sorpresivamente, rozó la de su hijo, cayó y lo agarró el auto. O no. O qué importa, ya. O a quién le importa, más allá del morbo, la especulación o el interés contumaz del después de ciertas muertes, si lo que duele –y dolerá siempre– es que esa guitarra indomable dejó de sonar.

Que la vida sin ella, para muchos, se transformó en un error. Que el vacío se siente. Que no son pocos los que, tras su muerte y la de otro gigante (Luis Alberto Spinetta), le giraron en curva cerrada al rock. O a la esencia de buena parte del rock argentino que se encontraba en ellos, algo así como dos caras de una misma moneda. Por una obvia asimetría en los tiempos, claro, uno no pudo evocar al otro, pero el otro sí. Y logró sanar ciertas heridas. El jueves 10 de marzo de 2005, catorce días después del accidente final de Pappo y el mismo en que éste hubiese cumplido 55 años, llegaron sentidas palabras de Spinetta a Página/12. “Pappo era todo garra y swing (...) Me quedo con lo más lindo de él, con el ángel de su guitarra (...) Te hacía reír antes de saludarte, un constante payaso loco. Norberto era una persona genial. Angel y demonio a la vez, y así será siempre. Cuando se es así, cosas como las violas eléctricas se convierten en esclavas de tus instintos... tocar o cantar con Pappo siempre era bueno. Acá o en el más allá, siempre voy a estar haciéndole la base”, escribió Spinetta aquella vez. Y así merece ser recordado.

O como lo habían hecho, días antes, varios músicos en el bar de Belgrano y Chacabuco, esquina de la vieja redacción de este diario. Machi Rufino, bajista del maravilloso Pappo’s Blues III, por caso, y Pomo Lorenzo, baterista de tal trío en tal disco –y también en los primeros Abuelos de la Nada–, que vuelven a recordarlo hoy (ver aparte). Héctor Starc, también. U Oscar Moro, que había compartido con el Carpo su paso por Los Gatos del Rock de la mujer perdida y Fuera de la Ley, que había repetido la yunta en Riff VII, y que lo inmortalizó –en aquella inolvidable ronda de amigos– como “un buen tipo, a quien había que controlar”. O Nicolás Bereciartúa, reemplazante de Boff en la última formación de Riff. “Para mí fue como haber sido amigo de Hendrix. A los 16 años me hizo tocar ‘Ruta 66’ ante 15 mil personas y cuando se enteró de que me gustaban las Les Paul me trajo una de Estados Unidos y me la regaló”, decía el hoy guitarrista de Viticus.

 

La vida habría sido un error, también, si no hubiesen existido “Sucio y desprolijo”, “El viejo”, “Fiesta cervezal”, la increíble “Gato de la calle negra”, “El hombre suburbano”, “Descortés”, la enigmática “¿Qué es un tulipán?” o “La dama del lago”. Si no se le hubiesen ocurrido “No obstante lo cual” y “Sándwiches de miga”. Si su guitarra, personalidad e impronta no se hubiesen metido en barrios de suburbio para llevar –y traer– blues y rock and roll hacia –y desde– las clases trabajadoras. O si el Cosquín Rock 2005, unos pocos días antes del maldito accidente de Luján, no lo hubiese tenido en su esplendor, como reza esta crónica publicada en su momento por Página/12: “Habían hecho juntos dos versiones sencillamente descomunales de ‘Desconfío’ y ‘Popotitos’. Pappo lo despidió con un frío cumplido –‘Gracias, Charly’–, pero García no se fue. Le gritó ‘¡Sucio...!’, cómodamente sentado en su pequeño teclado rockero, y hubo dos segundos de desconcierto. ¿Sucio...? ‘Hagamos Sucio, dale’, aclaró Charly cuando empezaba a oscurecer, con una pipa en la boca. Recién ahí, Pappo se ablandó. Y entonces, la versión que ambos hicieron del clásico ‘Sucio y desprolijo’ fue, sin exagerar, de antología”, reza el recuerdo de aquella noche de febrero, en la hermosa y salvaje comuna San Roque, donde se realizaba el festival por entonces.

 

La misma en que el genuino y desopilante Carpo, al frente de su eterno Pappo’s Blues, hizo esperar a Molotov quince minutos para que el Bolsa González ¡hiciera un solo de batería!; que pronunció una frase inolvidable mirando a la gente y las estrellas (“Hay que agradecerles a los dioses que se haya podido armar este sistema”), y que compartió día y lugar con el mismo Luis Alberto, que había ofrecido cuarenta minutos de etéreas músicas a la hora del crepúsculo. La misma en que pasó todo eso, al cabo (Gieco, incluido) y una antes de la que se despidió del mundo con Riff, cuya crónica del día, el último de esa banda ante su gente, va de suyo: “‘1980-2005, Las ruedas de metal no detienen su motor’. Con esa bandera negra como marco, Riff transformó en música el mandato de la historia y conmovió pese al exceso –o gracias a él– de clásicos. Pappo trocó el jean blusero que se había calzado en la noche previa por el típico de cuero negro y ajustado, y rockeó subido a un repertorio del que nadie, literalmente nadie, se quejó: ‘Ruedas de metal’, ‘Susy Cadillac’ y ‘No detenga su motor’, entre otros. Con el aporte de Vitico e hijo –más Peyronel, claro– el nuevo Riff no tiene nada que envidiarle a la formación que incluía a Boff. Que no quepan dudas: quedó demostrado a pura música”.

 

Veinte días después de ese sábado 4 de febrero, la luz de Pappo se apagó, pero generó estelas, efectos, juegos, azares. Instancias aptas para resignificar, al cabo, otra sentencia del bravo filósofo alemán que viene como en bandeja: “Dios ha muerto”. Fue hace diez años, don Friedrich. Y en una maldita ruta del oeste suburbano.


Por Cristian Vitale


FUENTE: Página/12 - Periodismo365 - MULTIMEDIA: YouTube - Imágenes Ilustración Web

Las propuestas pueden enviarse vía mail o por correo.

Participá del anteproyecto de la Ley Federal de las Culturas

Hasta el 26 de febrero hay tiempo para sumarse al proceso de construcción participativa de la Ley Federal de las Culturas. La convocatoria está abierta a ciudadanos de todo el país, quienes pueden acercar sus iniciativas en forma digital o impresa. 

 

Aquellos interesados en acercar sus propuestas u observaciones referidas a cualquiera de los puntos del anteproyecto de ley deben completar el formulario (descargar aquí), anexando la información o documentación complementaria que deseen, y remitirlo a leyfederal@cultura.gob.ar.

 

También se reciben presentaciones por escrito en la Dirección Nacional de Acción Federal, de la Secretaría de Políticas Socioculturales del Ministerio de Cultura (Adolfo Alsina 1169, C. P. 1088, Ciudad Autónoma de Buenos Aires). Se extenderán certificados y los participantes podrán constatar la incorporación de su propuesta solicitando vista del expediente. 

 

La elaboración participativa de normas, establecida en el Decreto 1172 de 2003, es un mecanismo creado en el marco de la Ley de Acceso a la Información Pública que permite y fomenta la participación de cualquier persona, física o jurídica, en la elaboración de una ley. 

 

Como parte del debate nacional por la Ley Federal de las Culturas, desde el pasado 30 de diciembre y hasta el 26 de febrero, se reciben opiniones y propuestas de la ciudadanía para construir de forma colectiva el anteproyecto de la Ley Federal de las Culturas, concebida como ley marco que incluya y exprese la gran diversidad cultural de la Argentina. 

 

Con el mismo fin, el Ministerio de Cultura de la Nación y el Frente de Artistas y Trabajadores de las Culturas realizan encuentros a lo largo del país, acordados con las provincias a través del Consejo Federal de Cultura. Los debates se basan en los 21 puntos preestablecidos y el esquema del anteproyecto, que pueden consultarse en el sitio web del Ministerio de Cultura de la Nación. 

 

El borrador del anteproyecto propone una ley que sea concebida de y para todas las culturas, en la que el federalismo sea razón de Estado, y que consagre el acceso irrestricto a los derechos culturales de los 40 millones de argentinos. 

 

A su vez, el texto preliminar define como sujetos culturales a todas las personas que habitan el territorio nacional, y establece que los artistas, técnicos-profesionales, hacedores y gestores culturales sean definidos por su condición de trabajadores de las culturas. 

 

Entre algunas de las propuestas, se incluyen la designación de al menos el 1 % del presupuesto nacional anual a la cultura –tal como aconseja la Unesco– y la representación de todas las provincias en el gobierno de las culturas, a través de un Consejo Federal. También se plantea la participación de los colectivos de artistas y trabajadores de las culturas, mediante un consejo asesor artístico y cultural.

 

Mirá en cronograma de los foros de debate de la Ley en cada provincia


Periodismo365

Página 3 de 20