25 Julio 2017

Facebook

Está permitido copiar notas de este sitio, con la condición de citar la fuente.                                   Archivo web anterior

Lunes, 12 de Octubre de 2015 15:16

SÁENZ PEÑA: ALMORZANDO CON UN REPRESOR

por  Periodismo365

El excomisario y represor investigado por varios delitos de lesa humanidad, Eduardo Wischnivetzky fue uno de los principales comensales en el almuerzo de la militancia del PJ de Sáenz Peña que se realizó este domingo en la ciudad Termal y que tuvo como principal figura invitada al gobernador electo, Domingo Peppo.

Si bien su prontuario fue publicado hasta el hartazgo en todos los medios de comunicación del Chaco, la cúpula peronista de Sáenz Peña no sólo no repudió a Wischnivetzky sino que por el contrario lo continúa recibiendo con los brazos abiertos en una inexplicable actitud de uno de los partidos que sufrió la mayor cantidad de desaparecidos y torturados durante la última dictadura militar. Es más: de acuerdo al padrón actualizado del PJ, el excomisario sigue siendo afiliado al partido.
En las fotos que acompañan esta nota también se puede ver un hecho llamativo: junto a Wichnivetzky, además de algunos dirigentes sáenzpeñenses, estaba el presidente del bloque de diputados justicialistas, Ricardo Sánchez, y las diputadas peronistas, Celeste Segovia y Beatriz Bogado. Ellos tres, según la versión taquigráfica de la Cámara de Diputados, fueron algunos de los legisladores que aprobaron sin modificaciones la resolución 2934/14 por la cual se expresó “beneplácito por el reconocimiento de FOPEA (Foro de Periodismo Argentino) a Bruno Martínez por su investigación en el caso del excomisario Eduardo Wischnivetzky”.
Sería muy importante y una muestra de respeto a todas las víctimas del Terrorismo de Estado y sus familiares, que el peronismo chaqueño expulse a Wischnivetzky del PJ y que se establezca claramente que en este partido no se aceptan personajes de este calibre.
EL CASO
Para quienes no recuerdan que pasó, vale la pena recordar que el 20 de febrero de 2014, a través de CHACO DIA POR DIA, revelamos que por medio del decreto 183/14, del 14 de febrero, el gobernador interino, Juan Carlos Bacileff Ivanoff había designado como asesor del Ministerio de Gobierno, Seguridad y Justicia al comisario general retirado Eduardo Wischnivetsky, quién estuvo imputado y preso, acusado por cometer delitos de lesa humanidad en el año 1974, en los inicios de la triple A. También publicamos que estaba siendo investigado por la justicia federal por secuestros, torturas y hasta por una violación. Todos delitos cometidos durante el Terrorismo de Estado.
Hasta ese entonces este represor no era conocido por el gran público chaqueño. Es más: en la causa federal que hasta hoy día se le sigue, su nombre estaba mal consignado (lo nombraban como “Venivesky”), pero gracias a al cruce de informaciones de distintas fuentes se pudo corroborar el error. Posteriormente, y tras la publicación de la nota, la Fiscalía Federal de Resistencia corrigió el nombre, ahorrando así un paso procesal.
Por otra parte, se informó que el represor tenía importante participación política en el PJ de Saénz Peña e inclusive llegó a encabezar la nómina de precandidatos a diputados nacionales por una lista del Frente para la Victoria en las PASO de 2013, donde llegó a obtener más de 5 mil votos.
La noticia sobre su contratación como asesor en Seguridad del Gobierno logró una gran repercusión a través de las redes sociales aunque no fue replicada en un primer momento por otros medios de comunicación de la provincia. Sin embargo, generó repudios de organizaciones de derechos humanos, de exdetenidos políticos y hasta de la diputada nacional por Libres del Sur, Victoria Donda, quién pidió que se diera marcha atrás con el nombramiento. A esto, se le sumó la declaración de un expreso político, Aureliano Villán quien aseguró que Wischnivetzky lo torturó, declaración que publicamos también en el portal.
Cuatro días después del artículo que inició la zaga, el vicegobernador a cargo de la gobernación decidió echarlo no sin aceptar que desconocía los antecedentes del excomisario. Culpó al exministro de Infraestructura (ex de Gobierno), Marcos Verbeek, y dijo que fue él quien propuso su nombramiento. Esto generó además fuertes repercusiones políticas en la provincia: la exministra de Gobierno, María Cáceres, tuvo que brindar explicaciones ante una de las comisiones de la Cámara de Diputados y, a la par, toda la cúpula de la subsecretaría de Derechos Humanos fue echada por el propio gobernador luego de que dieran a conocer un duro documento en el cual se cuestionaba al Ejecutivo provincial por modificar el rumbo en las políticas de DDHH, poniendo como uno de los ejemplos el caso Wischnivetzky.
El día posterior a la eyección de Wischinivetzky del Gobierno, el portal publicó otra primicia. Esta vez se trataba de una denuncia presentada en 1984 ante la Conadep donde un poblador de Villa Ángela acusaba al ex comisario de haber ejecutado la desaparición durante la dictadura de Mateo Matitunovich, un joven brasero con discapacidad mental que hacía changas en la comisaría de Villa Ángela (en ese entonces regenteada por Wischnivetzky) y en la propia casa del represor.
El 6 de marzo publicamos el requerimiento de la Fiscalía Federal de Resistencia para que el Juez, Carlos Skidelsky, lo detenga e impute a Wischnivetzky por los delitos de tortura, violación y secuestro. En dicho requerimiento, y tras la primera publicación de la noticia en el portal, la fiscalía corrigió el nombre del acusado que hasta ese entonces aparecía en los expedientes como “el oficial Venivesky de la Comisaría de Villa Berthet”, cuando las mismas comunicaciones de la época confirman que se trataba del subcomisario Eduardo Wischnivetzky, quien por ese entonces era jefe en la comisaría de Villa Ángela y sólo se encontraba de comisión de servicio en Villa Berthet.
El 7 de marzo de ese año publicamos también una serie de documentos de la época que lo complicaban aún más. Se trataba de comunicaciones policiales de agosto de 1976. En ellas se confirma el traslado de presos políticos desde Villa Berthet (donde operaba Wischnivetzky) hacia la Brigada de Investigaciones de Resistencia y la participación del ex comisario en la detención de disidentes políticos que luego fueron torturados.
Por último, el 14 de abril del año pasado, dimos a conocer también el requerimiento fiscal por el cual se reiteró la necesidad de detener al ex comisario para luego indagarlo, pero esta vez en la causa por el homicidio de Matutinovich.

FUENTE Y FOTOS: Resistencia Crónica - Periodismo365
blog comments powered by Disqus