24 Septiembre 2017

Facebook

Está permitido copiar notas de este sitio, con la condición de citar la fuente.                                   Archivo web anterior

Miércoles, 09 de Septiembre de 2015 12:51

CHACO: EL CENTRO MANDELA DENUNCIA LA MUERTE DE UN NIÑO QOM POR TUBERCULOSIS Y DESNUTRICIÓN

por  Periodismo365

Oscar Sánchez era un adolescente qom de 14 años y pesaba nueve kilos al momento de su fallecimiento. Luego de ser atendido en el Hospital del Bicentenario “General Güemes” de la localidad de Castelli y derivado posteriormente al Hospital Pediátrico de Resistencia, falleció ayer por un cuadro severo de desnutrición y tuberculosis. En ambos hospitales públicos se habría pronosticado este final por el grado de complejidad en el que llegó el pequeño Oscar.


“Inminente pronóstico de muerte”, fue lo que indicaron al Centro de Estudios e Investigación Social “Centro Mandela”, desde donde se elaboró un informe con este nuevo y trágico caso de desnutrición de la etnia toba.
Según dicho informe, el pequeño Oscar era un niño toba de 14 años de edad. Su papá, Héctor Sánchez, durante la tarde de ayer acompañó los restos de su hijo hasta Fortín Lavalle, donde lo velaron durante la noche.

Recordó además que la mamá de Oscar había fallecido de peritonitis en el Hospital Perrando, hace aproximadamente cuatro años, luego de una marcada desatención en el puesto sanitario de Fortín, en el Hospital de Villa Río Bermejito y en el de Juan José Castelli.

Crónica de una muerte anunciada

Según indica el documento del CM, “el adolescente qom hace un año que estaba enfermo. Lo atendieron muy mal en el puesto sanitario de la localidad donde vivía. Luego también fue mal asistido en el hospital “Néstor Kirchner” de Villa Rio Bermejito”.

“El miércoles pasado concurrió, por última vez, a ese establecimiento público. Pesaba 11 kilos. Fue atendido por la Dra. Miriam Benítez. Por la gravedad, fue derivado a Castelli y desde allí a Resistencia. Uno de los médicos que lo asistió a Oscar en el Hospital Güemes refirió que estaba gravemente enfermo de tuberculosis, con una severa desnutrición asociada a tal enfermedad, y que además padecía de meningitis, más una aguda neumonía al tiempo del ingreso al establecimiento. El diagnóstico presuntivo marcaba un inminente deceso”, se encrudecía el informe.

“A la pregunta concreta formulada a uno de los médicos entrevistados, se respondió que la atención que le dieron a Oscar fue de 0 - 100, o sea prácticamente nula a lo largo de su historial sanitario, en especial durante de los últimos doce meses en que se había agudizado su desnutrición y la tuberculosis que padecía. El puesto sanitario de Fortín Lavalle no tiene médico permanente. Allí trabajan agentes sanitarios y otros auxiliares. Los rondines médicos son esporádicos. Es marcada la desatención en este centro asistencial, como también en el de Villa Rio Bermejito y en el hospital de J.J. Castelli”.

Tuberculosis y desnutrición fuera de control

“Oscar ingresó al nuevo Hospital Pediátrico de Resistencia con pocas chances de vida. Pesaba aproximadamente nueve kilogramos. Si finalmente murió de meningitis tuberculosa, quedaría demostrado que esta endemia está fuera de control. La tuberculosis, la desnutrición, la mal nutrición, la anemia, el Mal de Chagas, la parasitosis y otras enfermedades vinculadas con la pobreza y el fracaso del sistema socio-sanitario público están haciendo estragos en las comunidades indígenas que viven en El Impenetrable”, sentenciaron desde el Centro Mandela.

A este nuevo caso de muerte injusta y altamente evitable, que deriva del deshumanizado y desorganizado funcionamiento del sistema socio-sanitario público de Chaco, se suman otras muertes similares que se produjeron en El Impenetrable en el curso de este año.

Quintino González falleció el 16 de junio. Era de la etnia wichi. Tenía 12 años. Vivía en El Sauzalito. Falleció por negligencia sanitaria. María Beatriz Carrizo murió el 24 de mayo, cuando tenía 15 años. Murió en ocasión de ser derivada desde el hospital rural de Misión Nueva Pompeya al hospital Güemes por complicación respiratoria. Escupía sangre, en el hospital no había médicos ni ambulancias.

Joaquín Acevedo falleció el 21 de mayo. Este bebé qom estaba internado en el hospital Güemes de Castelli. Nació con parálisis cerebral y falleció dos meses después, sin que se le brindara asistencia sanitaria integral a pesar de la notable negligencia hospitalaria y de la patología generada a partir de la mala praxis médica que afirman la familia que se produjo. Natalia Gómez falleció el 14 de enero. Esta bebé toba del paraje El Canal habría muerto por una falla respiratoria y desatención sanitaria. Néstor Femenía murió el 2 de enero. Falleció de tuberculosis y de una severa desnutrición que cursara antes de morir. Fue el caso más conocido y que trascendió a través de los medios nacionales.


FUENTE Y FOTOS: Norte - Periodismo365

blog comments powered by Disqus